sábado, 18 de febrero de 2017

EL ORIGEN DE NUESTRO SISTEMA SOLAR


                       El origen o la génesis dentro de nuestro sistema solar ha tenido una gran aportación de teorías y datos científicos alrededor del siglo XX tras las modificaciones de los telescopios y los avances en la tecnología aeroespacial.

Una de las hipótesis más relevantes es la denominada "Hipótesis del Encuentro", donde hace aproximadamente cinco billones de años una estrella enana fue atraído por la gravedad del sol, por consiguiente, los fragmentos de las estrellas al ser consumidas por la gravedad y el actuar de nuestra estrella madre, comenzaban a emitir gases con temperaturas muy elevadas. Tras las continuas desviaciones de estrellas por nuestro sol, y al penetrar en este, los fragmentos desprendidos por el segundo fueron los que empezaron a construir todo el sistema planetario interior.

La Teoría de Captura viene a representar la segunda más relevante, esta dice: El sol empezó a interactuar con una estrella (se cree que una protoestrella), posteriormente interactuo con el material que el primero traía consigo para formar protoplanetas; estas a su vez, fueron atraídas por la gravedad solar estrellándose uno con el otro en el acto, tras ello, los fragmentos empezaron a transformar los planetas rocosos, y los planetas gigantes (como júpiter).



Importantes pensadores de antaño como son Immanuel Kant, Rene Descartes o Pierre Simon, aportaron teorías que en la actualidad son la mas aceptadas, una de ellas es: " La Hipótesis Nebular", dicha teoría estipulaba que el sistema solar se desarrollo por el colapso y enfriamiento de una nebulosa interestelar y que a su vez, mantenía un ritmo giratorio que daría el origen de la dispersión planetaria. En un principio esta nebulosa empezó a traer consigo polvo cósmico que fue aumentado la gravedad de todo este cuerpo, al ser incapaz de soportar tales dimensiones de atracción gravitacional la nebulosa colapso sobre si mismo provocando un lento ritmo giratorio; posteriormente, fue haciéndose más pequeña a la vez que su velocidad aumentaba; los factores que surgieron después (Rotación, presión y gravedad), originaron un aplanamiento del cuerpo formando una especie de disco donde la masa se concentro, la temperatura se elevo súbitamente y la energía reacciono como una especie de detonación nuclear; al final, la  colisión de las partículas del disco fueron formando protoplanetas.

La Hipótesis Nebular se convertiría en la teoría más aceptada en nuestros tiempos, fue propuesta por Emanuel Swedenborg y fue ampliada por el filosofo prusiano de la ilustración Immanuel Kant.

No hay comentarios.

Publicar un comentario

© COSMOCIENCIA
Maira Gall